Actualidad

Testimonio de un paciente de COVID-19

12/05/2020


 
Adolfo Herrero, asegurado de Assistència Sanitària desde 1970, fue tratado de COVID-19 en el Hospital de Barcelona durante el pasado mes de abril. Gracias a que acudió rápidamente al hospital y al trabajo de nuestro personal sanitario, ya se encuentra en su casa recuperado y libre de coronavirus. Este es su testimonio:

“El día 1 de abril ingresé en el Hospital de Barcelona. Previo a ello, los cuatro días antes no me encontraba bien. No tenía apetito. No me podía tomar ni un vaso de agua. Tuve puntas de fiebre. Y a mí lo de ir al médico o al hospital me cuesta. Pero mi mujer y mi hijo insistieron, me metieron en el coche y me llevaron al Hospital de Barcelona.

Fue llegar a Urgencias y me llamaron al momento. Cuando llegué me costaba respirar y estaba mal. Y como tampoco me gustan los hospitales, eso lo hizo todo un poco peor. De Urgencias me llevaron a la silla de ruedas, y de la silla al box. Allí empezaron a explicarme la medicación que me iban a dar y también me pusieron una vía para más medicación. Al poco tiempo ya estaba en la habitación.

La habitación casi es como un hotel. Estuve muy bien, de maravilla. Las mañanas con sol y los atardeceres… Estuvo todo fantástico. El personal sanitario, sin comentarios. Venían cada dos horas a hacerme pruebas. Por la mañana, el personal de limpieza con una sonrisa. También las enfermeras y el doctor. Aunque los veía poco, porque iban muy protegidos. Fue realmente una experiencia súper agradable, dentro de lo que es estar en un hospital.

Lo mío es la restauración. Llevo el restaurante de toda la vida de la familia y, por lo tanto, para mí la comida es importante. Siempre se ha escuchado lo mal que se come en los hospitales… No. En el Hospital de Barcelona se come muy bien. A mí, la comida del Hospital de Barcelona me ayudó a recuperar el gusto y el olfato. Menos dos días que se repitió la sopa de pistones, todo estuvo genial. La carne, el pescado… Dentro de lo que es un hospital, un lugar en el que se cocina para mucha gente. De verdad que estuvo fantástico. Aprovecho para felicitar al chef de cocina y a todo su equipo. Para mí, la alimentación es muy importante. Así que, felicidades.

En agradecimiento quiero decir que estuve como en casa, me sentí muy bien. Y que cuando no os encontréis bien, cuando veáis que os falta algo que hace que no estéis bien, id al hospital. Y si es el Hospital de Barcelona, mucho mejor.

¡Gracias! ¡Ya recuperado!”